Cómo afrontar la depresión

Cómo afrontar la depresión
Como es sabido por algunas personas, la depresión es uno de los padecimientos mentales más comunes en nuestra época. No es que antiguamente no existiera, sino que se manifestaba de diferente manera, además de que afectaba a grupos de población más pequeños e indetectables demográficamente. Hoy en día, uno de los principales cometidos de la psicología es poner los medios para que los pacientes sepan cómo afrontar la depresión. Básicamente pueden distinguirse dos tipos de cuadros depresivos:
  • Depresión reactiva
Los psicólogos suelen encontrar menos dificultades para detectar este tipo de depresión, ya que la información sobre sucesos negativos en la vida de la persona afectada, hará comprobar al psicólogo el tipo de inestabilidad. Las cosas se complican cuando se combinan estados reactivos con cuadros endógenos.
  • Depresión endógena
Suele ser una de las más complejas de tratar, aunque en un enorme número de casos, las personas afectadas recuperan la normalidad y después de la convalecencia llevan una vida normal. Las depresiones endógenas tienen su origen en motivos biológicos o inespecíficos. Es imprescindible una acción coordinada y específica para detectar el tipo de depresión y encontrarle pronto remedio. En estos casos, la asistencia psiquiátrica puede ser un complemento a la psicológica. Todo dependerá de la evaluación y diagnóstico que realicen el especialista.

Como hemos dicho, una gran parte de las depresiones, tanto endógenas como exógenas o reactivas, son curables... pero en ocasiones son los propios afectados quienes se niegan a tratarse, creyendo que por su propia fuerza de voluntad puede salir adelante. Esta actitud conduce a veces a callejones sin salida peligrosos, incluso a situaciones de dejadez y posible suicidio.

Los familiares también debe estar al tanto de los síntomas básicos de la depresión para alertarse y poner en aviso a los psicólogos especializados... signos como apatía, desgana, desmotivación, cambio en las costumbres, permanencia de largas horas en la cama de día y otros síntomas.

Entradas populares de este blog

La fantasía sexual de los cuernos

Psicólogos Zaragoza