LLÁMENOS AHORA

sábado, 13 de mayo de 2017

Mujeres , carreras técnicas y discriminación

La igualdad entre los sexos es una preocupación de primer orden en nuestra sociedad lo que hace que cuando no la observamos nos llame mucho la atención. En esta entrada voy a hablar de las diferencias que se observan en las llamadas carreras STEM (ciencia, tecnología, ingenierías y matemáticas) donde el porcentaje de mujeres no aumenta con el paso de los años a diferencia de lo que ha ocurrido en otras carreras. La explicación que se da siempre que las mujeres están poco representadas en un campo es que existe discriminación. También se recurre a la educación o la socialización como origen de estas diferencias. Lo que voy a argumentar es que estas diferencias en resultados no tienen por qué deberse necesariamente a discriminación sino a los diferentes intereses y preferencias de cada sexo. Si mi argumento es bueno no existe nada negativo en esta desigualdad de resultados siempre y cuando garanticemos una igualad de oportunidades para todo el mundo, independientemente de su sexo, raza o religión.

Quiero mencionar, aunque no va a ser el objeto de esta entrada, que también puede haber una diferencia en capacidades entre los sexos. Por ejemplo, es un hallazgo muy replicado que los hombres puntúan más alto que las mujeres en capacidades visuo-espaciales  y en matemáticas (por ejemplo, en la prueba SAT para entrar en las universidades americanas los chicos puntúan 30-40 puntos más alto que las chicas desde 50 años) mientras que las mujeres puntúan más alto en habilidades verbales y de escritura. Estas diferencias serían relevantes para el tema que nos ocupa.

Pero voy a comentar un estudio que es especialmente interesante porque hace un seguimiento de chicos y chicas con un alto rendimiento en matemáticas, todos ellos se encuentran en el tope 1% de rendimiento. Se trata del estudio SMPY donde se incluyen a chicos y chicas especialmente dotados en matemáticas a la edad de 13 años y se les sigue durante 40 años. En los artículos que tenéis en las referencias el primero son los resultados a los 20 años y el segundo a los 40 (tenéis el .pdf de ambos en abierto).

Lo primero que hay que decir es que estos chicos y chicas consiguieron unos éxitos importantes en la vida. El porcentaje de licenciaturas, masters y doctorados que consiguen tanto chicos como chicas está muy por encima del de la población general. No os voy a aburrir con cifras. Como grupo escriben 85 libros, 7.572 artículos, registran 681 patentes y reciben 358 millones de dólares en becas. Así que lo que se puntúa en test de habilidades matemáticas a los 13 años (y también en los test de Cociente Intelectual) sí predice resultados en la vida.

Pero lo que también observamos es que hombres y mujeres siguen caminos ligeramente diferentes. En la primera imagen tenéis las ocupaciones a las que se dedican. Hay dos cohortes según los años en que se recluta los participantes. En la primera cohorte la ocupación principal es la de ejecutivos y administradores pero los hombres se dedican más a ingenierías, ordenadores, medicina y leyes. Las mujeres prefieren medicina y ciencias de la salud, ingenierías y leyes. Se observa que las mujeres son más eclécticas en sus elecciones de carrera. En la segunda cohorte los hombres se dedican sobre todo a matemáticas y ordenadores seguido de gestión, ingenierías, enseñanza post-secundaria y medicina. Las mujeres se dedican sobre todo a gestión matemáticas, ordenadores, leyes, medicina y enseñanza post-secundaria.

En cuanto a prioridades en la vida o estilo de vida hay diferencias significativas entre hombres y mujeres en algunos ítems (ver segunda imagen). Los hombres dan más prioridad a “ser exitoso en mi línea de trabajo” “inventar o crear algo que tenga un impacto” (si os fijáis en los datos del segundo artículo los hombres registran más patentes que las mujeres) y tener “un montón de dinero”. Las mujeres consideran más importante “tener buenas amistades”, “mantener contacto personal con los padres”, “vivir cerca de padres y familiares”, “tener hijos” y “tener una vida espiritual significativa”. Podemos decir que los hombres están más centrados en su trabajo y carrera mientras que las mujeres tienen unas prioridades más equilibradas entre carrera, familia y amigos.

Los hombres acaban ganando más que las mujeres. Pero  tenemos que tener en cuenta las prioridades que acabo de señalar y otras como que el porcentaje de mujeres que no quiere trabajar más de 40 horas es mucho mayor en mujeres, que más mujeres prefieren jornadas parciales, que las mujeres con hijos trabajan menos horas, que los hombres pasan más días fuera de casa por razones laborales, etc. Este tema de las diferencias de ingresos ya lo hemos tratado en el blog anteriormente.

Pero hay una cosa que creo que es esencial del estudio. Que tanto hombres como mujeres se consideran especiales, exitosos, de primer nivel, poseedores de grandes cualidades, con igual autoestima y con igual satisfacción en cuanto a lo que han conseguido en la vida. Lo que observamos es que hombres y mujeres con un nivel de estudios similar han construido unas vidas satisfactorias y con sentido siguiendo caminos ligeramente diferentes. Existen diferencias en cómo los hombres y las mujeres estructuran sus vidas e invierten su tiempo pero no en cómo ven sus logros y sus relaciones o en su visión positiva de la vida. 

Si tomáramos como única medida de justicia social la igualdad en resultados esto significaría que tendríamos que impedir que muchos hombres y muchas mujeres hagan aquello que les gusta y empujarles a hacer lo que no les gusta. Pero eso sería si esas políticas funcionaran y hay datos de que no funcionan. Acaba de publicarse una investigación que encuentra que un programa de actividades de enriquecimiento y de estímulos para interesar a los alumnos en las carreras STEM no ha conseguido que luego elijan esas carreras.

El estudio que hemos comentado nos indica que existen múltiples maneras de construir una vida satisfactoria, productiva y con sentido; demos a todos las mismas oportunidades y dejemos luego que cada uno busque la suya y su propio camino. Como dicen los anglosajones: “si no está roto, no lo arregles”.

Referencias:






Tu centro de psicología en Zaragoza

Siguiendo nuestra filosofía de acompañantes en el proceso, hemos creado un espacio con diferentes estancias. ¿Quieres conocer nuestras instalaciones?.

Safe Creative #1604150228643

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD Dentista en Zaragoza | Psicólogos Zaragoza | Psicólogos en Zaragoza



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información